superbia_2014

Bilbao, 1983. Su trayectoria profesional se desarrolla en torno a la educación y la programación en el campo de la práctica artística contemporánea. Ha trabajado en varios proyectos, entre otros, la investigación "Una arqueología de la mediación" del programa Tratado de Paz junto a Sara Martín; "Superbia. Ulrike Ottingerren 8 film" con Sahatsa Jauregi; o la coordinación de "Cine_ilegal" en Bulegoa z/b. Desde 2014 es responsable del área de Mediación de Tabakalera y coordina en colaboración con Josebe Iturrioz "Feministaldia. Festival de Cultura Feminista".

Participa en movimientos sociales feministas y antirracistas en Donostia, ciudad en la que vive desde 2012.

Trabaja en el campo del arte desde que se licenció en Bellas Artes (EHU-UPV). Ha expuesto de manera individual como colectiva en diferentes espacios ...

relacionado

9 abril 2015
27 marzo 2015
11 enero 2015
24 enero 2015
6 febrero 2015

superbia. ocho películas de ulrike ottinger

Con Superbia proponemos un ciclo de la cineasta Ulrike Ottinger.

La proyección que realizamos en el marco del programa Cine_ilegal (Bulegoa z/b) nos llevó a plantear esta iniciativa con el fin, por un lado, de conocer más profundamente el trabajo de Ulrike Ottinger, y, por otro, de compartir este conocimiento. Hemos generado esta plataforma puntual con el objetivo de disfrutar colectivamente del legado de una directora a la que resulta difícil acceder a través de canales tradicionales.

Este ciclo acogerá 8 películas que se proyectarán en distintos espacios de Bilbao y Donostia. Los filmes se podrán ver en sedes institucionales pero también en espacios privados o asociaciones culturales, y algunas se presentarán como parte de programaciones de otras iniciativas.

Para finalizar el ciclo, nos gustaría invitar a Ulrike Ottinger a enmarcar su trabajo a través de una conferencia.

Así se describía su práctica en el catálogo de la exposición de Ottinger en el Reina Sofía:

En la obra de Ottinger la realidad sólo es un aura. Cada imagen es una sorpresa y los filmes funcionan como subtexto de diferentes temas, desde los prejuicios sociales hasta el ostracismo, desde los rituales de poder hasta la muerte. Su reapropiación de la estética del narcisismo desde un discurso feminista hace su obra muy inusual y enormemente diferente de la realizada por muchas mujeres, por lo general documentales centrados en cuestiones propias del universo femenino, como maternidad, prostitución, racismo o explotación económica. Las películas de Ottinger, que algunos historiadores de cine han incluido recientemente dentro de la categoría de cine queer, propone una renegociación de la subjetividad y superan los debates habituales sobre género y sexualidad de la teoría feminista tradicional.”