tarteka

Titulada Máster en Arte Contemporáneo y Licenciada en Bellas Artes por la UPV/EHU...

tarteka

La propuesta –tarteka– consiste en un evento de intervención a través de procesos de trabajo de artistas que guardan algún tipo de vínculo, más o menos intuitivamente, con un emplazamiento muy concreto. En un lugar llamado Bolintxu, encontramos un paisaje natural que ha engullido parte del pasado industrial más residual de la periferia de Bilbao. La idea consiste en llevar a cabo intervenciones site-specific a lo largo de un pequeño río que cruza el bosque, hasta alcanzar la cascada de Bolintxu. Se trata de un área que está siendo destruida para construir una carretera, por lo que este podría ser un gesto simbólico, casi imperceptible para esa realidad, pero con el que se le podría dar un valor añadido al lugar en el momento en el que se active esta experiencia.

La idea de llevar a cabo –tarteka– surge desde un interés por generar nuevos procesos de trabajo adaptados a la actualidad, dada la imposibilidad de manejar con libertad nuestros tiempos y los accesos a ciertos espacios. Por lo tanto el evento se plantea como una alternativa apetecible y se irá definiendo próximamente.

Las artistas que activarán esta experiencia serán Anaïs Boudot, Dietrich Meyer, Oier Iruretagoiena y Raquel Asensi.

–tarteka–, del euskera, adquiere diferentes significados, a partir de tarte, intervalo, espacio, pausa, o incluso ‘entre’.  Advertimos cierta complejidad y su traducción al castellano es imprecisa. Tarte-ka nos guía a pensar más bien en intermitencia. Una parcela de la realidad que puede aludir en distintos sentidos y a distintos niveles a la situación actual, también aplicable a la experiencia del paseo en el bosque y a la experiencia artística que supone esta propuesta.