Sus últimos trabajos suponen una reflexión abierta sobre los procesos exploratorios de las alteraciones de orden físico del espacio por medio de la escultura y el lenguaje audiovisual. 

eventos

7 junio 2014
11 julio 2014
10 enero 2015

gio bat

Un mecanismo que se pone en funcionamiento cuando es empleado por un grupo de personas que manipulan las lanzas móviles sujetadas a la estructura de un espacio, se convierte en material sobre el que intervenir, como una especie de prolongación del cuerpo, para con él, experimentar nuevas maneras de ocuparlo con “despliegues” que lo desplazan de un lugar a otro. Realizar físicamente, mediante el cuerpo y el gesto, en la relación material con el lugar a través de los soportes tecnológicos y sus dinámicas, obliga a reconsiderar el modo en que este mecanismo es presentado: una, centrada en “el objeto/mecanismo en si”, más expresiva y estática; otra más centrada en “el acto de transformación” realizado sobre el propio mecanismo/objeto, más cinética y transitiva.

Gio bat, Zabala 16 , fue la primera intervención realizada en agosto de 2013. Seis cámaras registraron aquel acto. Este material, no solo hace referencia a la acción, sino que en su previa articulación y posterior disposición se muestra tal cual es: el resultado de una intervención materializada y construida en vídeo y que sirve de punto de partida y eje central del proyecto.

Gio bat-Discoteca: Una imagen que se fragmenta y se satura hasta formar una única masa de la pista de baile. La introducción de un aparato y su disposición en una estructura mayor (la discoteca) influye al movimiento de las personas que intervienen en ese lugar. La disposición física de los operantes en relación al espacio y los cuerpos van formando huecos y densidades, inercias y tensiones que las cámaras subjetivas fijadas en cada lanza tendrán que registrar mientras dura la intervención. Cada intervención, se resuelve a nivel físico y contempla la amplificación del cuerpo sin ninguna intención de interpretar la figura humana, sino que, asumiendo lo informe de los cuerpos, se esfuerza en llegar a la deconstrucción deliberada del cuerpo para transformar la figura humana en una representación “realista”.

Las alteraciones técnicas, los solapamientos de los cuerpos y sus desplazamientos van generando un amisma imagen, una visión larga y concentrada. Una especie de atención sostenida en el tiempo.